Anuncio

viernes, 30 de diciembre de 2011

Tú mira bien.





Evidentemente, claro que no quería seguir con aquello.
Su mirada era triste, pero tenía cierta viveza escondida, como si fuese un secreto.








No me cuesta ningún trabajo olvidar. De hecho, mi personalidad es... chica despistada, supongo que por eso soy de artes, me concentro sólo en colores, y por la calle camino dispersa (eso significa que trato de poner atención a todo, ¿no?)














No quiero. Es un año difícil, y no quiero tomar tantas decisiones.


Sí, efectivamente, tengo 17 bonitos años, en el umbral de la semindependencia. Los tengo para lo que les viene bien.


Seguimos con los comentarios de adolescencia.


Pues sí, quiero hacerlo. No, ya sé pensar por mí sola, no hace falta que me coma el coco nadie.


Pienso que lo de las modas es una soberana gilipollez, he dado mucho el coñazo, lo siento, pero ya he llegado a la conclusión de: ¿Qué más da? Haz lo que te salga del arco del triunfo.


Se me pasan las fechas, ni con la agenda me aclaro.


Los estudios me amargan, no hay más que hablar. Son problema mío y ya me alegraré cuando salga algo de fruto de la mierda que siembro, al parecer.


Si cambias de actitud, los comentarios hacia esta deberían cambiar, ¿no?


Las velas amarillas me ayudan a relajarme.


Claro que no quiero pasar tiempo en casa, es un agobio, es como perder el tiempo.


Vale, dentro de unos años las cosas cambiarán, pero como eso no es ahora, deja de ayer comentarios de viejo, joder.












A palabras necias, oídos sordos.
Todo esto no tiene sentido, pero algo debe tener de lógica... Tú mira bien.




Ciao.







miércoles, 28 de diciembre de 2011

Explica qué sientes cuando rozas con tus dedos la carretera...





Era un día típico de invierno. Frío y soleado. Pero se estaba a gusto.
Caminaba metida en mi cabeza, pensando en que no quería pensar en nada, pero pensaba a pesar de todo.
Mi paso era distraído, mientras admiraba la sencillez de la calle y su encanto. Miraba a mis pies también, me gustaba cómo después de pisar algún charco aislado se iban quedando mis huellas por la acera.
Quise sentarme en mitad de la carretera, el día parecía tan solitario como yo. Y así lo hice. Como había una señora muy anciana mirándome por la ventana y poniendo caras extrañas cuando me vio parada en mitad de la carretera, hice como si me fuese a atar los cordones, no sé si eso quedó más extraño, pero así lo hice.
Nunca me había parado a pensar qué podría ocurrir en una carretera con tantos años y con tantas historias grabadas a lo largo de los años, se notaba en lo desgastado que estaba el asfalto. Al rozarlo con los dedos me puse a imaginar mil cosas que podrían haber pasado, mi mente voló en el tiempo sin moverse del lugar, mis dedos se quedaron fríos de la emoción... escapadas sobre neumáticos, a pie, gente que desearía coger esa carretera y perderse, comenzar una nueva vida, o quizá se les escapase la vida en un segundo inesperado...

Después de un tiempo sentada como una estatua en esa carretera húmeda y desierta, un grupo de gente me rodeaba con caras de extrañeza y expresando su "debe de estar loca, pobre muchacha..", cosas así. La policía también estaba aparcando cerca y un par de agentes azules venían corriendo  hacia mí. Suele pasar.

¡En fin!
Fue bonito. Pero el resfriado y la bronca de mi madre... una pasada.



Feliz Navidad.




sábado, 24 de diciembre de 2011

Reflexión a parte.






Hoy especialmente me gustaría hacer "pública" una reflexión.



En especial, me dirijo a todos aquellos adictos tanto al Corte Inglés, como a sus ofertas, como a los regalos que cuestan ojo y medio de la cara y que no sirven para nada. Se puede tomar como una llamada semi-anónima al sentido común de la que carece nuestra sociedad de consumo.

Siempre he creído que el mejor regalo es aquel que puede hacer falta y que te ha costado algo más que dinero, que te haya costado pensar, utilizar la imaginación con cariño, sobretodo que no sea algo que haya salido de una fábrica distinta a la de tus manos. Algo único.


En definitiva. Estas fechas se han convertido en estrés, agobios, gastos y excesos. Pero es una generalización, por supuesto. Ahora es cuando cabe la iniciativa de ser un poco más especiales que los demás, y hacer a los de nuestro alrededor vivir la Navidad como algo increíble.

No es tiempo de magia, es tiempo de realidad.
Es tiempo de hacer realidad las buenas intenciones y las buenas relaciones con la gente que adoramos.
Es una oportunidad para nacer de nuevo, pero con la suerte de ser conscientes de lo que fuimos y de lo que queremos ser.




Sencillamente, Feliz Navidad.




lunes, 19 de diciembre de 2011

domingo, 18 de diciembre de 2011

Memorias de la próxima tarde clara.









Déjame en paz.




Salí a tomarme un cigarrillo. Me encontraba extrañamente inconsciente. Nada y todo existía para mí.
El sol iluminaba parte de mi cara. Mis ojos claros podían soportar esa luz en invierno, pero no eran capaces de ver, aún así, qué me podía ocurrir.
Necesitaba el silencio, pero en ese lugar era imposible: ajetreos, voces, gente que te dice de hacer tal cosa, favores y más favores...




Estúpidamente. Cómo puedo ser así. ¿Qué mierda me está pasando?




El cielo era hermoso. Despejado. Le tenía muchísima envidia. Sus nubes estaban disueltas, pero.. bueno, era un alivio saber que seguían estando aunque no se vieran, sólo estaban dispersas por ese amplio espacio.




¿Por qué no puedes dejarme seguir mi puta vida?
Yo te he dejado, eres libre, en cambio.. sigues atormentándome, siguiendo mis pasos como un perro, no tengo mi propio espacio... ¿Qué hago para que me olvides?




La solución tenía que estar ahí, en mi cabeza. Cerré los ojos mientras le daba la última calada. Supuse que era cuestión de tiempo...









miércoles, 14 de diciembre de 2011

Solía negociar con la noche.









Solía negociar con la noche
Para que sobornara al día
las jornadas serían más largas 
la luna sería tardía.




Simplemente me apetecía escribir algo. Una amiga me dijo amistad. Dulce ironía (:
Es curioso cómo pueden cambiar las cosas. De alguien que decía: "¡Mira! El grupo de amigos de mi hermana... qué guays son...!". Ahora es importante. Importante para mí.
Pero bueno.. podría ser una buena definición de amistad. Porque se define en actos, en detalles, no hay una definición clara, pero cuando aparece y puedo decir que es así y poder poner a esa relación como ejemplo.. Es cuando esa amistad es posible que no varíe.

sábado, 10 de diciembre de 2011

Un viaje hacia un destino sin nombre.





Muchas veces he querido coger el primer billete que me dieran en función a mis ahorros e irme lejos.
Ha sido una tentación durante mucho tiempo. ¿Y sabéis qué? Tantas veces mi imaginación había planeado eso que al final fue real. Lo hice.

Hice mis maletas. No pensé mucho mientras la hacía, algo nuevo tenía por delante y tampoco sabía lo que iba a necesitar. Abrigo y poco más.
La estación estaba repleta. Muchas caras desconocidas. Sus rostros narraban un triste adiós, otras gritaban que algo nuevo iba a ocurrir. No sabía con certeza lo que podrían estar diciendo mis lágrimas. Respiré hondo y le pedí a una chica joven que me comprara con cien euros el billete más lejano y más barato que viese. 

Un viaje largo. El tren hacía mucho ruido. Era muy extraño, pero para el presupuesto que había pagado... era normal que estuviera en esas condiciones. 
Miraba por la ventana, y me entretuve en fotografiar en movimiento. Tenía que aprovechar, mi pequeña cámara estaría por poco tiempo en mis manos, la iba a echar de menos. El paisaje era frío, y no sabía si lo iba a ser más, puesto que ni había mirado el destino del billete. 
Cuando me di cuenta de que el móvil lo tenía aún en el pantalón pensé: "Has sido útil, pero no lo vas a ser más." . En la siguiente parada se quedó junto a un chaval de unos doce años que pedía en la estación. Liberado y todo.

Horas y horas. Recuerdo que no pensaba en nada, me quedé en punto muerto.
No gasté nada para comer, fue buena idea lo de coger toda la comida que había en casa.


Llegué después de no sé cuántos días de viaje. Estaba cansada y esperando que mi destino me recogiera.
Cogí lo que me quedaba para llevar... y ahí estaba mi destino: él.




Esta mañana me he despertado un poco sobresaltada. Mis sueños suelen ser demasiado reales. No sé por qué, pero me he despertado como si me hubiese pasado días sentada sin hacer nada, una sensación muy extraña... 
En fin.
No sé por qué, pero seguiré con el día.





domingo, 4 de diciembre de 2011

¡No me vuelvas loca!





¡Cállate, por favor!
Me pides que piense, pero es imposible si estás dentro de mi cabeza.

No, no me lo voy a quitar. Estás ocupando sitio, mala conciencia. Tu función es guiarme, no desviarme. Llevo tanto tiempo queriendo esto que ya olvidé cuándo apareció por mi cabellera...

Es una locura, si yo lo sé, pero quisiera que el mañana fuese algo positivo, y que siendo así el pasado sea digno de recordar.

Claro que no te dejaré de lado, con la condición de que madures y de que pongas tu mayor empeño en ser lo mejor para mi, para malearme ya estoy yo, querida.

Sólo necesito un poco de calma, silencio, que la gente se vaya, un buen libro para pederme... y para que en la vuelta todo sea casi como esperé.





jueves, 1 de diciembre de 2011

Me dejas sin palabras, pero lo intentaré.




Muchas veces he intentado reflexionar y estar segura de cuál es tu sitio, tú sabes, esas dudillas raras que surgen con el paso del tiempo.








Me lo dices y me lo repites, se me queda la típica cara esa.. ¿Cara de gilipollas?  Hasta se reían de mi porque era demasiado evidente...





Como si fuese estúpida. Con mis gafas de optimismo decidí soñar. Un extraño y virtuoso paso por mi parte.





Pero ya sabes, eso de aprender de vez en cuando cosas nuevas no llega a estar del todo mal. De hecho, en estos años en los que me has ido llevando de la mano he llegado a comprender gracias a tu paciencia grandes incógnitas, o parte de ellas.




Me toca estar atenta. Me lo enseñasteis tanto tú como Tú.
Gracias a los dos.





domingo, 27 de noviembre de 2011

Es como si...





Hay planes que se te pueden chafar, pero he aprendido que pueden ir a mejor.






Cuatro. Mitad de ocho. Es un número especial. Tanto como yo quiera. En este caso es sublime.
"La mejor noche de mi vida."
Especial, hermoso, y digno de amar.












Un concierto formidable.
Espectacular. Lo vivimos con mucha intensidad, que es lo importante.


Crossing Wires.





jueves, 24 de noviembre de 2011

Caminando por la arena de tus pasos.







Traté de imaginarme cómo sería la vuelta hacia el principio de mis pasos.
Quería sentirme como si todo aquello que me preocupara fuera invisible e inservible.
Quería escribir y hacer que todo se simplificase en palabras, plasmadas, que perduraran pero que... se quedaran ahí.


Pero lo cierto es que lo intenté. Lo intenté, pero falló.





martes, 8 de noviembre de 2011

Cuando se llega a un límite.. ya es un imán.





En muchos momentos creo que no somos capaces de asimilar todo lo que ocurre.
Somos máquinas de buscar respuestas, siendo algo que a veces nos perjudica.


Me resulta muy curiosa la mente humana. 
Valga la redundancia: es curiosa.
Lo normal sería que cuando se dan una serio de indicaciones pues, si parecen lo mínimamente lógicas entro del caos de la situación, pues termines siguiendo esas indicaciones.
Pero, ¡pobre de ti!, no haces caso.
Sigues buscando explicaciones del por qué de todo. Por qué no sirve lo que hago, por qué nada va bien, qué estoy haciendo mal, me merece la pena seguir...
Y sigues blasfemando, insultando a tu propio ser, echándote todo lo malo que se pueda y más. Eso es un buen estado de ánimo. Y llegas al límite.


Tengo la teoria de que, una vez que llegas, es como si te ataran con una cadena larga y extensible: como siempre te dicen que una vez que caes es obligatorio levantarse, pues lo haces, ¿no? Y te tiras un par de días de lujo en los cuales tú ya te haces tus planes. Que si ya no caes más en mucho tiempo, que si tu familia está intentando mejorar, tus amigos te apoyan, tu... tú, tú y tú. Y por tonto te cae la del pulpo. Al tercer día, según las escrituras de todo diario, bajó al infierno, a ese puñetero límite al que estás atado.








Conclusión. Busca tus tijeras.

domingo, 6 de noviembre de 2011

martes, 1 de noviembre de 2011







La Muerte es el mejor invento de La Vida. Cuando piensas en ella te quedas desnudo, todo parece pequeño, sólo queda lo esencial.


Mientras se mantenga un pensamiento optimista y sencillo todo va mejor.
El problema es que la mayoría tenemos una mente complicada y estúpidamente negativa.


No soy quién para dar consejos. Pero ahí lo dejo.





domingo, 23 de octubre de 2011

Qué sería capaz de hacer.





Pongámonos ya serios.
Esto se nos puede llegar a escapar de las manos.
Sólo hace falta parar y tomar un respiro. Ser conscientes de lo que queremos, de cómo deseamos que esto siga adelante.

Seamos realistas, eso ante todo.
Para ponernos serios debemos dejar a un lado las emociones. hay que analizar la situación.
Para poder analizar hay que tener una buena mente fría y pensar en serio qué seríamos capaces de hacer para que todo mejorase.

Yo lo tengo claro:
Sería capaz de abandonar mis sueños.
Sería capaz de no mirar  el tiempo que fuese necesario por mi y por mi ombligo, me es bastante sencillo, he llegado al punto casi límite de pasar olímpicamente de mi beneficio.
Podría ponerme una máscara que "mostrara" el asentimiento en momentos puntuales con la condición de ser cruciales, pero hay ciertas cosas que no me puedo permitir.



Hay ocasiones en las que, ya sea por la edad, ya sea por una situación, ya sea porque todo esto no tenga ni pies ni cabeza...
Creo que se puede ser capaz de llevar bien este pequeño discurso que no va a leer nadie, puesto que sé que cada uno de nosotros somos tan humanos que tenemos todos en la cabeza algún momento de nuestra extrañavida en la que lo absurdo supera a la realidad.
Me da igual ahora mismo el por qué del percibir así todo esto, sólo sé que es una prueba para saber lo que es una vivencia totalmente absurda.

Lo que iba diciendo. Ni edades ni percepciones. Sólo hace falta analizar y asumir en frío qué es lo correcto, no qué es lo que a nosotros nos parece correcto, ya que ese punto subjetivo suele prevalecer en nuestras cabecitas.


Las dificultades son así.
A veces son locuras que se llevan a cabo correctamente.
A veces nos pueden quitar con un fallo otros muchos más que podríamos cometer en un futuro extraño.

Lecciones que se aprenden temprano, que no están bien editadas, que nunca serán cerradas.





http://www.flickr.com/photos/neishawires/

viernes, 21 de octubre de 2011

Amigos que de nada sirven. Otros te dan la vida.





Típico. Cuanto más añoras a alguien más falta te hace su presencia. Física.
Pero hay veces que, aunque haya habido situaciones extrañas, las relaciones se estabilizan en ocasiones especiales y contando con que la suerte está de tu lado. Por una vez es un acierto.



Me encontraba ese día raro. Salida para una vuelta temprana. No quería que la rutina fuese obligada.
Primero saludó al resto. Pero a mi me hizo una mueca. Sabe que me río con todo lo que hace.
Me abraza, mullido pecho que tan poco se acerca a mí.
Se agacha, un beso silencioso.



Pomposas mejillas. Te adoro. Siempre tan imbécil, de vez en cuando te portas bien. Viejo amigo.



jueves, 20 de octubre de 2011

Probablemente.





Probablemente no te apetezca hablar.
Probablemente no sea el momento adecuado.
Te ofrezco un café y el intento de ser buena compañía.

   - Podría haber sido tan sencillo...


Yo también me lo suelo decir mucho.
Fue probable, todo podría haber salido mejor, pero el azar y sus secuaces me jugaron.. bueno, simplemente jugaron.


Te ofrezco un placer gratuíto.
Una de esas batallas bajo telas semitransparentes.
Tequila, cigarros y un descanso.






miércoles, 19 de octubre de 2011

Una vida, si quieres..




Podrás esperar una vida di quieres, pero es probable que no obtengas lo que esperas.

Acción->Reacción




Situaciones que no vienen a cuento.




Típico ascensor en el que no se mira nadie.
Subes y no le das a ningún botón. 
Le miras desde el espejo. Es precioso.

No. No es la típica situación incómoda en la que estás deseando meter la cabeza en la esquina entre la "pared" y el espejo.
Prefieres apostar fuerte y mirar al frente. Luego.. mirarle a los ojos y decir:
         - Papá, vuelvo a casa.


Nunca sabes lo que puede haber en un futuro. Ni te lo imaginas.







martes, 18 de octubre de 2011

Evidentemente, mejor romper los esquemas y callar.





Llevo un par de días muy raros.
He celebrado a lo grande tres lindos años con un pilar de mi corta y estúpida vida, y en el momento en el que te tumbas para hacer memoria y estar tirado sonriendo como una anormal... Te acuerdas de que ella no va a venir.


Es una cuesta abajo que bajas peldaño a peldaño. Quedaban tantos días para que me diera esos millones de abrazos que me debe. Tantos.. pero tenía que esperar sólo un par de semanas y tendría a una pequeña muy larga conmigo.
La suerte es muy jodida. Juega según le plazca.

Ya sólo queda no dejar caer más líquido de esos putos ojos que no van a verle. 
Queda.. la posición de indiferencia.




A mi sí me encajan las piezas.
Estamos acostumbradas.
Así sea.





Alguien me lo recetó: ser feliz.






Muchas veces el ser feliz es más sencillo de lo que parece. Pero de tan sencillo parece que es tremendamente difícil. 
Contar hasta diez, o al contrario, lanzarte sin pensar.

Te sabes la teoría. Nunca la recuerdas. Nunca la llevas a la práctica. Pero el día que consegues recordar esa serie de normas.. 


Ojalá nunca sea demasiado tarde.

domingo, 16 de octubre de 2011

Mañana es lunes.



Un paseo por el mes perfecto.




Pero posiblemente las cosas cuando se dicen demasiado claras pueden llegar a deslumbrar. El objetivo es ver, no cegar.









sábado, 15 de octubre de 2011

Y serás fuerte.

De pequeña me decían que tenía que convivir. Tenía que regalar paciencia igual que yo la recibo.
Claramente: ser idiota


Elige tu nicho. Por lo menos el único y claro culpable eres tú. El "muerto" serás tú, no tienes por qué echárselo a otro.

viernes, 14 de octubre de 2011

Cazasonrisas Nivel Experto: Una niñata soñadora.

Cazasonrisas Nivel Experto: Una niñata soñadora.: Hoy he hecho una reflexión curiosa: cómo me veo con 40 años. Sí sí. Extraño pero algo bastante interesante bajo mi punto de vista. Pens...

Una niñata soñadora.




Hoy he hecho una reflexión curiosa: cómo me veo con 40 años. Sí sí. Extraño pero algo bastante interesante bajo mi punto de vista.
Pensarás, tienes 16 tacos, chata.. ¿qué haces preguntándote eso ahora? 


Pues bien. Estoy empezando lo que se llama Proyecto Personal de Vida (PPV). Consiste en empezar a plantearte qué puñetas pintas en este sitio llamado mundo con esta gente a las que se les llama personas, cuál es tu meta. 
Todo esto por supuesto no me ha venido sólo, me han tenido que guiar aunque sólo sea el comienzo. Nadie (o casi nadie) es capaz de plantearse siendo unos mocos algo tan trascendental (transcendental es más allá, quiero decir con eso que un adolescente no suele ver más allá que su pantalla de algún artefacto a modo de comunicación y más allá de su entrepierna).


Lo dicho. Ha sido extraño.
Plantearme que cada cierto tiempo seguiré planteándome esto, y que es muy probable que en esos distintos momentos de mi vida... vaya cambiando de idea.
Por ahora la idea es simple...








Me veo siendo creativa. Quiero verme así. Sin parar, con alguna idea en la cabeza maquinando y creando, aunque sea un proyecto que luego sea una mera fantasía.
Quiero mantener la sorpresa de los niños, ser capaz de tener una mente sencilla para darme cuenta de que en realidad los grandes problemas son así porque nosotros los vemos de esa forma.
Me encantaría ser de provecho. 
Quisiera ser una tipa fría y fuerte, que ni un yunque fuese capaz de tirarme, ni a mí ni a mis proyectos.






Estos son los pensamientos de una niñata soñadora.



jueves, 13 de octubre de 2011

Scream Hallelujah









digamos que tenemos que dejar correr el aire. dejar correr el tiempo. ¡ups! se escapó. ahora me arrepiento.