Anuncio

miércoles, 28 de junio de 2017

Antes de que la nieble me salve.



Dame una razón para quedarme, para pensar que hay una remota posibilidad de que no hice el imbécil.
Dame sólo una razón que me obligue a no pensar, a olvidar y a seguir mi camino.

La idea de que el tiempo, y la sensación que tenemos cuando hay cosas que ocurren, cambian en función de cuánto te entretengan, despisten o dañen.
Esa sensación de una hora que se triplican, a pesar de que el reloj sigue con su mismo baile de agujas, a pesar de ser conscientes de que el tiempo que pasa es el que es, pero nuestra cabeza es así de cruel, y te hace sentir así de estúpido con los hechos que son claros.

Pero, ¿qué pasa cuando las cosas pasan sin que sean claras, sin que sepas de dónde vienen, sin que sepas por qué pasan?
Ahí es cuando el tiempo ya ni existes, te condenas tú mismo a masticar esa pestilencia, cuando no comprendes nada y rumias, rumias y rumias.

¿Sabes qué?
Que pienso que esta sensación es mucho peor cuando no eres dueño de la situación, cuando haces un balance, sacas un instante tu corazón del pecho para pesarlo ante ese tipo extraño allá en las alturas y... ¡eh, resulta que tú hiciste las cosas más o menos bien!
Y esto lo haces una y otra vez, se sabe que pones de tu parte, se sabe que tienes tus fallos, pero tu corazón es rojo y sangra, bombea y arde. No es ni negro ni helado, todo lo que hagas lo pasarás por ese corazón cálido y esa mente que procura apartar lo negativo y nublar la mente para calmar los nervios.

Cerrar los ojos es un gesto que repito mucho, tocarme la frente para soportar el peso de mi cabeza cuando mis pensamientos van a toda velocidad buscando motivos, respuestas.. sabiendo que no las voy a encontrar.

Me iré a dormir y a seguir con este dolor de cabeza, con estas pesadillas que seguirán mascando todo traducido en monstruos azules y escalofríos en la noche.

Pero por la mañana, siempre está esa niebla, 
que me hace respirar, 
que me salva.



viernes, 10 de junio de 2016

Intenta ser quien ponga el aire.


La antigua sensación de dualidad.
La ambigüedad, intrínseca a la vida, a la muerte.
Querer caminar y sentir el aire. Sentirte una alimaña por quitárselo a quien te abraza. 

Asumir que eres libre, perdonar a quien ejerce la libertad.
Intenta ser quien ponga el aire.

Ese polvo brillante, se mete en los ojos y no te deja ver esas últimas luces, no te deja respirar con tranquilidad, respirar profundo, mientras el sol hace que piquen las mejillas.

La dualidad de amar, de odiar.
Ser humano es tan sencillo como caer al vacío.

Modelo: @sarawberry
Fotografía: @Sonianeisha

jueves, 9 de junio de 2016

Blue, blind.



La soledad, uno de los dolores más inexplicables y más comunes de la sociedad, hoy en día.
El miedo a permanecer, pánico por no ver el fin. ¿Esto es real?




Confusión, qué está pasando.
Esa bruma, ese espacio infinito y a la vez tan fino, intangible, monstruoso, que me separa de la vida. Pero a la vez, mi mente tira, y tira, haciéndome seguir sobreviviendo en un mundo que creo saber que también es mío.





¿Qué tipo de juego macabro es?
La vida la pintaban como algo bello.. es más, es perfectamente evidente que así es.
¿Pero por qué no lo veo?
¿Por qué vivo en el recuerdo desconocido, en lo que no pude ver, en esta falsa ilusión de no ser?

Respira, y vive.

miércoles, 11 de mayo de 2016

Lady Crow.



La mujer de hierro, la niña de hielo.
¿Hasta cuándo aguantará esa polaridad, esa desesperación?

Qué ganas de volar, de sentirse libre, aún con sus limitaciones, que no sean cadenas de hierro... hacer de ellas un río rojo y derretir la escarcha que deja el dolor en su piel.

Dar calor, mujer imperfecta, niña desatada, y sin espinas en sus manos.
Ella nunca hizo daño a nadie, fueron esas espinas de hielo, esa escarcha que quemaba a quien se quedaba a su lado, a quien luego le sacará los ojos y rasgará sus mejillas, lágrima tras lágrima cayendo sin parar...

¿Era agua? ¿Era sangre? ¿Era lava?
Daba igual, sus ojos y sus mejillas ya no podían más.

La mujer del viento, una mariposa rota queriendo buscar una flor muy alta donde descansar, la niña desesperada buscando un regazo donde caer en paz.

Hasta cuándo aguantará...

martes, 3 de mayo de 2016

Mis tripas.



Dicen que o corazón o la mente.

Qué hay de mis tripas, de lo visceral, de lo incontrolable.
De la amplitud de posibilidades, el tránsito entre el rojo y anaranjado del arcoíris es infinito, y mi cabeza vive contando y haciendo bailar la balanza entre el color.

Hablan del Gris, como opción entre el blanco y el negro, hablan de opciones con apariencia de vivas, pero con un olor a tierra y violetas.
Yo os hablo de lo que me hace crujir, de lo que me hace temblar, esa búsqueda de lo que me está empujando a un pozo sin fondo y de caída suave, con olores que no puedo reconocer.
Yo os hablo de tierras nuevas, de  un tránsito, de un pensamiento eterno, de una felicidad opaca, de serenidad alocada. Y en cualquier momento... podemos parar y ver cuántas oportunidades (como colores) hay.

Qué sería de nosotros sin nuestro corazón y nuestra mente.

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Efecto Mariposa.

Un parpadeo, una mirada en el momento justo y una palabra en el silencio inútil.
Un "tira la piedra pero esconde la mano, nadie te verá, nada te pasará."

Nuestro paso por este mundo y por el mundo de otras personas puede empezar por un simple detalle y desencadenar toda una serie de hechos y cambios, nunca proporcionales al comienzo. Tirar la piedra y esconder la mano ya no es opción. Las repercusiones no serán inmediatas.. pero siempre, de alguna manera, esa conciencia inmensa que nos rodea te lo recordará.

Acostumbrarse a vivir con menos debería de ser nuestra norma.
Acostumbrarse a simplificar, a respirar y después contar hasta tres muy lentamente, y dejar nuestra mente fría para no dar ningún paso en falso.

Y cuando comprender esto, que todo tiene sus consecuencias, que cada paso cuenta, todo es más fácil y más incomprensible a la vez.
Pero comprendamos también que es el agridulce juego que nos ha tocado vivir, y si lo vivimos con alguien que comprende el juego igual que tú, todo se vuelve más que sencillo... agradable.



domingo, 25 de octubre de 2015

REVIEW - OBJETIVO 35 MM NIKON!

¡Aquí lo tenéis!
Me lo lleváis pidiendo unos meses después de la review del 50mm de Nikon (haz click y míratela si aún no la viste!)
Mi opinión es similar, pero tenéis una review a continuación muy completita de detalles buenos y malos de este objetivo.


Aquí debajo, os dejo algunos retratos hechos por mí con el 35mm en exteriores, que es donde más me gusta trabajar con él!




¿Te han gustado?